Saltar menú

País e idioma

Geografía y recursos naturales

Desde el punto de vista geográfico, la República Checa se encuentra en el límite de dos sistemas montañosos. Las partes occidental y central de la República Checa están formadas por las tierras altas checas (Česká vysočina), la parte oriental del territorio se extiende hasta el sistema de los Cárpatos occidentales. Las montañas más grandes son los Montes Gigantes (Krkonoše), donde también se encuentra la montaña más alta de la República Checa, Sněžka - 1603 m por encima del mar. Además, Šumava, Jeseníky y Beskydy.

Por la República Checa pasan tres líneas europeas divisorias del agua. El agua de la República Checa deriva en el Mar del Norte, el Mar Negro y el Mar Báltico. El río checo más largo es el Moldava (433 km), que nace en Šumava. En las montañas Krkonoše nace el río checo más extenso, el Labe (370 km). Otros ríos importantes son el Morava (246 km), el Dyje (306 km), el Odra (135 km) y el Opava (131 km).

El territorio cuenta con pocas áreas de agua natural. En Šumava se encuentran unos conocidos lagos glaciares, el mayor de los cuales es el Lago Negro. De las superficies artificiales la presa más grande es la de Lipenská (4870 ha) en el río Moldava. La mayor concentración de lagos se encuentra en el sur de Bohemia, cerca de la ciudad de Třeboň. El mayor de ellos es el llamado Rožmberk (489 ha).

En la República Checa hay una gran cantidad de fuentes de agua mineral fría y caliente. Se utilizan tanto para tratamientos terapéuticos y curativos en las zonas balnearias (por ejemplo, Karlovy Vary, Mariánské Lázně, Františkovy Lázně, Poděbrady, Hodonín, Luhačovice), como para producir agua mineral potable (Magnesia, Mattoni, Bílínská kyselka, Hanácká kyselka, Šaratice, Vincentka, Poděbradka, etc.).

La República Checa también se encuentra entre los países que tienen una gran cantidad de fenómenos kársticos y complejos de cuevas, que se encuentran principalmente en la región de Moravia y en el karst checo. Otras formaciones de interés son las llamadas ciudades rocosas (las más extensas son las rocas Adržpašsko-Teplice en Bohemia del Este, también es conocida la puerta Pravčická en el territorio del Parque Nacional de la Suiza bohemia (České Švýcarsko) - el mayor puente de piedra arenisca de Europa).

En la República Checa hay cuatro parques nacionales (Krkonoše, Šumava, Podyjí y la Suiza bohemia) y una serie de áreas protegidas (por ejemplo, Beskydy, los Cárpatos Blancos, el macizo central checo) y de reservas.

Clima

El clima en la República Checa es templado, a medio camino entre el tipo continental y el oceánico, y es relativamente rico en precipitaciones (lluvia, nieve). La alternancia de las cuatro estaciones es típica. Al igual que en el conjunto del hemisferio norte, en la República Checa al comienzo del año domina un invierno frío (el invierno comienza oficialmente el 21 de diciembre). Después viene la primavera (a partir del 21 de marzo), seguida de veranos calientes (a partir del 21 de junio) y un otoño frío y húmedo (a partir del 23 de septiembre). El cambio de las estaciones tiene un gran impacto, sobre todo, en la vegetación.

Arriba