Saltar menú

Sistema sanitario

Extranjeros que no forman parte del seguro de salud público

En estos casos los servicios sanitarios están cubiertos por el Ministerio de Interior de la República Checa

Son solicitantes de protección temporal para ellos y sus hijos. Después del procedimiento según la ley 221/2003 Sb., sobre la protección temporal de los extranjeros, modificada, una vez entregada la demanda contra la decisión del Ministerio de Interior (párrafo 17 apartado 1), después del procedimiento de esta demanda suponiendo que se conceda un efecto suspensivo a la acción, se les proporciona asistencia sanitaria gratuita en el territorio de la República Checa en el abanico de servicios sanitarios cubiertos por el seguro médico previsto en la ley 48/1997 Sb., y otros cuidados médicos relacionados con una cuarentena impuesta o bien otras medidas de protección de la salud pública.

Un niño que haya nacido de un extranjero que goce de protección temporal y que resida en el territorio de la República Checa gozará de asistencia médica gratuita en el territorio del país en virtud de la frase anterior, hasta que se le conceda protección temporal (párrafo 28 de la ley de protección temporal de los extranjeros).

Contratos internacionales

En el territorio de la República Checa se presta asistencia sanitaria a los extranjeros sobre la base de unos tratados bilaterales de seguridad social internacional relativos también a la prestación de la asistencia sanitaria. Estos tratados se firman entre la República Checa y el estado de origen, también sobre la base de unos acuerdos bilaterales de cooperación sanitaria con los que la República Checa está vinculada.

Acuerdos bilaterales de cooperación en el ámbito de la salud

Entre ellos figuran, en particular, los acuerdos de cooperación que, entre otras cosas, regulan la libre prestación de asistencia médica durante una estancia temporal en el territorio de la otra parte contratante en caso de enfermedad o accidente grave, o sea, terceros países: Yemen y Cuba. A fin de reclamar el derecho a la asistencia sanitaria sobre la base de estos acuerdos, basta con demostrar la ciudadanía, por ejemplo, a través de un pasaporte. La asistencia sanitaria prestada es pagada por el Ministerio de Sanidad de la República Checa.

Se pueden obtener más detalles sobre la relación contractual pertinente previa solicitud en el Ministerio de Sanidad de la República Checa y el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Checa.

Acuerdos bilaterales de seguridad social

El segundo tipo de contrato es el contrato de seguridad social, que también incluye la prestación de los servicios sanitarios. Sobre esta base se transfiere una reclamación económica del seguro sanitario al territorio del otro estado contratante. La atención prestada en virtud de estos contratos es limitada y, por lo general, incluye atención de carácter obligatorio y urgente. Se puede proporcionar atención sanitaria a una escala más amplia con la previa aprobación de la compañía de seguros.

Sobre la base de un acuerdo de seguridad social con Montenegro, Macedonia, Serbia, Turquía e Israel, el extranjero debe presentar un formulario expedido por la institución extranjera con la cual está asegurado. Este formulario debe presentarse primero a la compañía checa de seguros médicos para tener derecho a la atención médica. A continuación, la compañía checa de seguros médicos emitirá el denominado "certificado de registro" o un carnet de asegurado de un estado contratante que reside en la República Checa que deberá mostrar en el momento de recibir la atención médica.

Sobre la base del Convenio sobre seguridad social entre la República Checoslovaca y la República Popular Federativa de Yugoslavia (núm. 3/1958 Sb.) se proporciona atención gratuita a personas autorizadas de Bosnia y Herzegovina. Para tener derecho a la atención sanitaria, la persona beneficiaria debe proporcionar evidencia creíble de que tiene derecho a tales beneficios en el territorio de Bosnia y Herzegovina. Es decir, el derecho a dicha asistencia médica asistida no se deriva automáticamente de la ciudadanía, sino del hecho de que el ciudadano de Bosnia y Herzegovina está asegurado en su estado de origen, lo cual se puede probar mediante la presentación de uno de los siguientes documentos: tarjeta sanitaria, contrato de trabajo o documento que acredite la jubilación. La asistencia sanitaria prestada es pagada por el Ministerio de Sanidad de la República Checa.

Se puede obtener más información detallada sobre la relación contractual pertinente en el Ministerio de Sanidad de la República Checa, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de la República Checa (véase la lista de acuerdos internacionales de seguridad social: www.mpsv.cz{) o en el Centro de reembolsos internacionales.

El tratamiento preciso de las condiciones en que se presta la atención médica, de qué manera y en qué casos se presta figura en los acuerdos administrativos que forman parte de estos contratos. Las condiciones pueden variar en cada uno de los contratos. Antes de viajar a la República Checa, todos los extranjeros deberían informarse en las autoridades competentes de si cumplen las condiciones para estar asegurados en virtud de un acuerdo internacional.

Si el extranjero no presenta al médico el documento pertinente en virtud del cual se paga la asistencia sanitaria, deberá pagar la atención recibida con sus propios recursos. En caso de una atención médica necesaria y urgente el precio se regula por el precio máximo puntual, es decir, 1,12 coronas checas/punto (ver las normas para los precios del Ministerio de Sanidad 1/2012/DZP en el boletín informativo del Ministerio de Sanidad del día 2 de diciembre del 2013 (válido desde el 1/1/2014).

Seguro médico para viajes

Esta sección proporciona información sobre las condiciones en que se origina y se acaba el seguro médico para viajar, cuáles son las condiciones habituales y las consecuencias de recibir una atención médica cubierta por el seguro contratado.

La ley núm. 326/1999 Sb., sobre la estancia de personas extranjeras en la República Checa, modificada, impone a los extranjeros la obligación de acreditar un seguro que cubra el coste de la asistencia sanitaria. Esta obligación puede cumplirse mediante la contratación de un seguro médico de viaje (ver decreto párrafo 180i de la ley núm. 326/1999 Sb. que trata de manera detallada acerca de la documentación del seguro médico de viaje), siempre que los costos de la prestación de los servicios sanitarios no estén cubiertos por un contrato internacional o un seguro sanitario público o si el extranjero no demuestra que los costos asociados con la prestación de los servicios sanitarios están cubiertos de otra manera.

Si el extranjero llega a la República Checa con fines laborales, la obligación anterior se cumple en la fecha en que se convierte en empleado de un empleador con domicilio social o residencia permanente en la República Checa. En otras circunstancias, el extranjero debe tener un seguro médico de viaje o demostrar que se le reembolsará el costo de la atención sanitaria de otra manera. En el caso de una estancia en la República Checa sin seguro, el extranjero está quebrantando las normas checas y europeas además de existir una amenaza de sanción. Si el extranjero necesitara que le proporcionaran servicios sanitarios, entonces se le exigiría pagar en efectivo, lo cual puede suponer una suma importante de dinero si se tratara de una atención médica necesaria y urgente.

Si el extranjero es de Cuba o de Bosnia y Herzegovina entonces no es necesario que muestre la documentación de su seguro médico de viaje. La atención sanitaria proporcionada a los extranjeros de estos países queda cubierta por el presupuesto del estado sobre la base de un contrato internacional bilateral, una vez se haya demostrado la ciudadanía de estos países (por ejemplo, con un pasaporte válido).

Por otra parte, tampoco es necesario mostrar el documento que acredite el seguro médico de viaje si la persona ya está asegurada en algún país con el que la República Checa haya firmado un contrato internacional sobre seguridad social (Montenegro, Macedonia, Serbia y Turquía).

Incluso en estos casos es necesario probar la ciudadanía del país en cuestión (por ejemplo, con un pasaporte válido). Esto no se aplica a los ciudadanos de Bosnia y Herzegovina, ya que no tienen derecho a esa asistencia sanitaria pagada automáticamente y derivada de la ciudadanía, sino al hecho de si el ciudadano de Bosnia y Herzegovina está asegurado en su país de origen (es decir, en Bosnia y Herzegovina), lo que se evidencia mediante la presentación de uno de los siguientes documentos: tarjeta sanitaria, certificado de empleo o declaración de jubilación.

Los extranjeros sin residencia permanente en la República Checa que no estén empleados en la República Checa no pueden formar parte del seguro médico público. En la mayoría de casos tienen que contratar un seguro médico de viaje independiente del seguro médico público y basado en la relación contractual entre el asegurado y las aseguradoras comerciales. Este seguro no lo realizan las compañías de seguros médicos, sino las compañías de seguros bajo la ley Núm. 277/2009 Sb., sobre el sector de los seguros.

Los requisitos para el documento de un seguro médico de viaje para estancias inferiores a 90 días se establecen en el Reglamento (CE) del Parlamento Europeo y del Consejo nº 810/2009 sobre el código de la Asociación de los visados (código de visados). Este reglamento establece que el seguro médico de viaje debe cubrir todos los costos que puedan surgir durante la estancia de un extranjero en relación con su repatriación por razones médicas o en relación con la atención médica de emergencia, la atención hospitalaria de urgencia o por muerte. El seguro debe ser válido en el territorio de los estados miembros y debe cubrir todo el período de la estancia prevista. La cobertura mínima del seguro debe ser de 30.000 euros.

De acuerdo con la ley de residencia de extranjeros en la República Checa, en caso de una estancia de más de 90 días el seguro de viaje debe cubrir los gastos que el extranjero está obligado a pagar durante su estancia en el territorio, en caso de recibir atención médica de carácter necesario y urgente, incluidos los costos asociados al transporte de sus restos a su país según su documento de viaje en el caso de fallecer, o bien a otro país en el que se le permita residir. El límite acordado por la aseguradora para un evento que esté asegurado es de al menos 60.000 euros, sin la cuota del asegurado en los costes antes mencionados.

El seguro médico de viaje en el caso de solicitar un visado para una estancia superior a 90 días, si se solicita en la República Checa, o si se trata de una prórroga del período de estancia en el territorio, se puede negociar solo con las compañías de seguros autorizadas para ofrecer este tipo de seguro en la República Checa y debe acordarse para que incluya una atención médica integral. Una atención médica integral se entiende como la asistencia sanitaria proporcionada al asegurado a través de los servicios contractuales del proveedor sin un reembolso directo de los costos del tratamiento para preservar su salud antes de que acabe el seguro contratado. No debe excluirse de este seguro la asistencia sanitaria preventiva o dispensaria relacionada con el embarazo de una madre que esté asegurada y el nacimiento de su hijo. Se debe prestar la debida atención a estas condiciones en el momento de negociar la contratación del seguro.

No se trata de personas relacionadas con el Reglamento (CE) del Parlamento Europeo y del Consejo n° 883/04, nº 987/09, o con el Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo (EU) nº 1231/2010.

Fuente: Ministerio de salud de la República Checa

Arriba