Saltar menú

Sistema sanitario

Derechos y obligaciones

Si un extranjero tiene un seguro médico público según la ley nº 48/1997 Sb., sobre el seguro médico público y el cambio y el complemento de algunas leyes relacionadas, modificada, tiene los siguientes derechos y obligaciones.

Derechos del asegurado:

  1. derecho a elegir una compañía de seguros médicos. Se puede cambiar la compañía de seguros una vez cada 12 meses, siempre el 1 de enero del año siguiente. El asegurado o su tutor legal está obligado a presentar la solicitud de la aseguradora que ha elegido por lo menos 6 meses antes de la fecha del cambio. Solo se puede presentar una solicitud de cambio de aseguradora en el plazo indicado. Las demás solicitudes ya no se tendrán en cuenta, aunque se presenten dentro del plazo establecido;
  2. derecho a elegir el proveedor de los servicios sanitarios (en adelante, "proveedor") que aparece en el contrato con la compañía de seguros médicos pertinente y derecho a elegir los centros de salud que ofrece el proveedor; en caso de un proveedor inscrito podrá aplicar este derecho una vez cada tres meses,
  3. derecho a la disponibilidad de tiempo y de lugar de los servicios pagados que presta el proveedor de la compañía de seguros médicos correspondiente,
  4. derecho a la prestación de los servicios pagados en la medida y en las condiciones previstas por esta ley, mientras que el proveedor no podrá recibir ningún reembolso por parte de la aseguradora en concepto de dichos servicios,
  5. derecho a los medicamentos y a los alimentos para fines médicos especiales sin un pago directo en el caso de que estén cubiertos por el seguro médico y prescritos conforme con esta ley; esto también se aplica en los casos en que el proveedor farmacéutico no tiene un contrato con la compañía de seguros médicos del asegurador,
  6. derecho a que la aseguradora le proporcione información sobre los servicios pagados que se le conceden,
  7. derecho a participar en la inspección de la atención médica que cubre el seguro médico,
  8. derecho a que le emitan el documento del pago de la tasa reguladora; el proveedor está obligado a expedir este documento si el asegurado lo solicita,
  9. derecho a que el farmacéutico le entregue al asegurado un comprobante del pago de un suplemento tras adquirir un medicamento o alimentos para fines médicos especiales que ya están reembolsados parcialmente; el farmacéutico está obligado a expedir este documento si el asegurado lo solicita,
  10. derecho a que le reembolsen la cantidad que exceda el límite de las tasas reguladoras y de los suplementos por la prescripción de medicamentos o alimentos para fines médicos especiales que ya están reembolsados parcialmente por la compañía de seguros médicos dentro del plazo legal.

Obligaciones del asegurado:

  1. cumplir con la obligación de informar,
  2. comunicar el primer día de trabajo a su empleador cuál es su aseguradora. La misma obligación se aplica incluso si el asegurado pasa a otra compañía de seguros médicos durante el período de empleo; deberá cumplir esta obligación en un plazo de ocho días (8) a partir de la fecha del cambio de compañía. El empleador está obligado a confirmar al asegurado por escrito la aceptación del aviso. El empleador tiene derecho a exigirle al empleado o al ex empleado que pague una multa por la no notificación o la notificación tardía del cambio de compañía por parte del asegurado,
  3. cubrir las primas del seguro médico pertinentes, si la presente ley no determina otra cosa,
  4. cooperar en la prestación de los servicios sanitarios, controlar el progreso de su tratamiento individual y cumplir el régimen del tratamiento prescrito,
  5. someterse a revisiones preventivas, si así lo dispone esta ley o la ordenanza general vinculante,
  6. adoptar medidas destinadas a evitar enfermedades,
  7. evitar acciones que dañen conscientemente su propia salud,
  8. demostrar que posee un seguro en el momento de recibir asistencia médica mostrando un documento válido o un documento de reemplazo expedido por su aseguradora, excepto en el caso de los medicamentos, los alimentos para fines médicos especiales y los dispositivos sanitarios,
  9. avisar a la compañía pertinente de la pérdida de la tarjeta del seguro o de su deterioro en un plazo de ocho (8) días,
  10. devolver a la compañía pertinente la tarjeta del seguro en un plazo de ocho (8) días en caso de:
    • cese del seguro médico,
    • cambio de compañía de seguros,
    • una estancia larga en el extranjero,
  11. notificar a la compañía pertinente cualquier cambio de nombre, apellido, dirección permanente o número de identificación en un plazo de treinta (30) días a partir del cambio. Si el asegurado no sigue en su lugar de residencia permanente también tiene la obligación de notificar la dirección del lugar en el que esté en la República Checa,
  12. si cambia de compañía debe presentar en su nueva aseguradora el documento de las primas calculadas a partir de la base imponible, en caso de que sea trabajador autónomo,
  13. pagar al proveedor las tasas reguladoras,
  14. pagar al proveedor o, en su caso, a otra entidad que proporciona los servicios santiarios al asegurado la diferencia entre el coste de los servicos sanitarios prestados y la cantidad reembolsada de la compañía de seguros.

El incumplimiento de la obligación de pagar las primas no deja de estar relacionado con la compañía de seguros ni con el derecho a recibir atención médica. En caso de impago de la prima, la aseguradora estará sujeta a una multa coercitiva, que posteriormente será ejecutada por el asegurador junto con la prima de seguro.

Si un extranjero llega a una situación en la que él o sus familiares se convierten en pacientes, debe saber que existen ciertos derechos y obligaciones que tiene como paciente, bajo la ley 372/2011 Sb. modificada, sobre los servicios sanitarios y las condiciones de su concesión.

Derechos del paciente:

  1. Los servicios de salud pueden ser proporcionados al paciente solamente con su consentimiento libre e informado, a menos que esta ley disponga lo contrario.
  2. El paciente tiene derecho a recibir unos servicios sanitarios que respondan a un nivel profesional apropiado.
  3. En el momento de recibir los servicios sanitarios el paciente tiene estos otros derechos:
    • derecho a la consideración, a un trato digno, al respeto y a la privacidad en la prestación de los servicios sanitarios de acuerdo con la naturaleza de los mismos,
    • derecho a elegir un proveedor autorizado para recibir los servicios sanitarios que respondan a las necesidades de atención médica del paciente y derecho a elegir un centro de salud, a menos que se disponga lo contrario en esta ley u otra legislación,
    • derecho a solicitar servicios de consulta a otro proveedor o profesional de la salud distinto del proveedor de los servicios sanitarios. Esto no se aplica en el caso de atención inmediata o custodia, encarcelamiento o detención,
    • derecho a conocer las reglas internas de la institución médica en la que el paciente está ingresado o recibe atención de un día (en adelante, "reglamento interno"),
    • derecho a la presencia continua de un representante legal o, en su caso, de una persona nombrada por un representante legal, un padre de acogida u otra persona a quien el paciente haya sido confiado, por decisión de un tribunal u otro órgano si es menor de edad,
    • derecho a la presencia continua de un representante legal o, en su caso, de una persona nombrada por un representante legal si el paciente se encuentra privado de capacidad jurídica o es una persona con capacidad jurídica limitada, de modo que no sea competente para evaluar la prestación de los servicios sanitarios o las consecuencias de su prestación,
    • derecho a la presencia de un pariente cercano o de una persona designada por el paciente de conformidad con otras leyes y normas internas, siempre que no interfiera en la prestación de los servicios sanitarios. Esto no se aplica en el caso de las personas detenidas, encarceladas o detenidas,
    • derecho a ser informado con antelación del precio de los servicios sanitarios no cubiertos o parcialmente cubiertos por el seguro sanitario público y del modo de su pago, si su estado de salud se lo permite,
    • derecho a conocer el nombre, o en su caso los nombres, y el apellido de los profesionales de la salud y de otros profesionales directamente involucrados en la prestación de los servicios sanitarios y de las personas que se preparan para proporcionar la atención médica y que están presentes en estos servicios, eventualmente las personas que realizan actividades como parte de la enseñanza,
    • derecho a rechazar la presencia de personas que no están directamente involucradas en la prestación de los servicios sanitarios y de aquellos que se preparan para ser profesionales sanitarios,
    • derecho a recibir visitas en el centro médico donde el paciente esté guardando cama o recibiendo atención de un día, teniendo en cuenta su estado de salud, de acuerdo con sus normas internas y de manera que no violen los derechos de otros pacientes, salvo que esta ley u otra legislación establezca lo contrario,
    • derecho a recibir el cuidado y el apoyo espiritual de las iglesias y las sociedades religiosas registradas en la República Checa o de una persona encargada de llevar a cabo actividades espirituales (en adelante, "eclesiástico") de acuerdo con el reglamento interno y de manera que no se violen los derechos de otros pacientes, teniendo en cuenta su estado de salud, salvo que otra legislación establezca lo contrario. Cuando la vida de un paciente corra peligro o pueda sufrir un daño serio para su salud no es posible negarle la visita de un eclesiástico, salvo que otra legislación establezca lo contrario,
    • derecho a que los servicios sanitarios le sean proporcionados en el entorno menos restrictivo posible para garantizar la calidad y la seguridad de los mismos,
  4. derecho a elegir el proveedor de los servicios sanitarios y el centro de salud.

Obligaciones del paciente:

  1. respetar el proceso de curación individual propuesto, si está de acuerdo con la provisión de los servicios sanitarios,
  2. cumplir el reglamento interno del centro de salud,
  3. pagar al proveedor el coste de los servicios sanitarios proporcionados no cubiertos o parcialmente cubiertos por el seguro sanitario público u otras fuentes que se le hayan proporcionado con su consentimiento,
  4. informar al profesional médico sobre su estado de salud, incluyendo información sobre enfermedades infecciosas, sobre la atención sanitaria prestada por otros proveedores, sobre el uso de medicamentos, incluyendo el uso de sustancias adictivas si se diera el caso, y sobre otras cuestiones esenciales para la prestación de los servicios sanitarios,
  5. no consumir alcohol u otras sustancias adictivas durante la hospitalización y, a partir de una decisión del médico de cabecera, ser sometido, en casos justificados, a un examen para determinar si está o no bajo la influencia del alcohol u otras sustancias adictivas.

Carta de los niños hospitalizados

Derechos de los pacientes infantiles y también de sus padres extranjeros.

  1. Los niños deben ser admitidos en el hospital solamente si la atención que requieren no se puede proporcionar igual de bien en casa o en una consulta ambulatoria.
  2. Los niños que están en el hospital tienen derecho a un contacto constante con sus padres y hermanos. Siempre que sea posible, los padres deben ser ayudados y animados a permanecer con el niño en el hospital. Para poder participar en el cuidado de su hijo, los padres deben estar plenamente informados sobre el funcionamiento del departamento y ser animados a participar activamente en él.
  3. Los niños y/o sus padres tienen derecho a que la información sea comprensible y adecuada según su edad y su nivel de comprensión. A la vez, tienen derecho a hablar abiertamente con el personal sobre sus necesidades.
  4. Los niños y/o sus padres tienen derecho a colaborar de forma informada en todas las decisiones relacionadas con el cuidado sanitario proporcionado. Los niños deben ser protegidos ante todos los procedimientos que no sean imprescindibles para su tratamiento, también contra las acciones innecesarias que se tomen para mitigar su agitación física o emocional.
  5. Los niños deben ser tratados con tacto y comprensión, y su privacidad debe ser respetada en todo momento.
  6. Los niños deben recibir el cuidado de un personal debidamente capacitado para su función, que sea plenamente consciente de las necesidades físicas y emocionales de los niños para cada grupo de edad.
  7. Los niños tienen derecho a llevar su propia ropa y a tener sus cosas en el hospital.
  8. Los niños deben ser atendidos junto con otros niños de la misma edad.
  9. Los niños deben estar en un ambiente acondicionado y equipado para satisfacer sus necesidades de desarrollo y sus exigencias, de forma que se satisfagan las normas de seguridad reconocidas y el cuidado de los niños.
  10. Los niños deben tener la oportunidad de jugar, descansar y formarse, de forma adecuada a su edad y su estado de salud.

Fuente: Ministerio de salud de la República Checa

Arriba